5 visitas imprecindibles si viajas a Praga

Actualizado: jun 10

Praga, también conocida por la ciudad de las 100 torres, es una ciudad medieval cuyo centro histórico encierra rincones «de cuento». y todos los que la visitan quedan prendados de ella, por ello es considerada una de las ciudades más bellas de Europa.


A la hora de viajar a Praga, es tal la cantidad de monumentos, lugares y rincones que visitar que conviene estar muy bien informado con antelación al viaje para priorizar lo que queremos ver.


Aquí te voy a enumerar 5 de los lugares imprescindibles que no te puedes perder si realizas una visita a esta hermosa ciudad.



Puente de Carlos Cualquier recorrido en la ciudad de Praga empieza y termina en el puente de Carlos, este puente medieval del siglo XIV con 15 estatuas impresionantes a cada lado, une la Ciudad Vieja (Stare Mesto) con la Ciudad Pequeña (Mala Strana).

Plaza de la ciudad vieja

La plaza de la ciudad vieja es una auténtica joya,acojedora y antigua se encuentra rodeada por interesantes callejuelas por las que resulta un placer pasear. La estrella de esta plaza es el reloj astronómico que data dels s.XV y es uno de los más famosos del mundo, lo encontraréis situado en la fachada del ayuntamiento.



Merece la pena también subir a la torre del antiguo Ayuntamiento, desde donde se tienen unas hermosas vistas de Praga y su centro histórico.


Barrio Judio (Josefov)

Situado en la parte vieja de la ciudad merece la pena la visita de las seis sinagogas, la Alta, la Vieja-Nueva, la Klausen, la Maisel, la Española y la Pinkas. El cementerio es otro imprescindible, se estima que hay más de 100.000 muertos enterrados. Es un lugar sobrecogedor que tiene su propia historia, pues fue durante más de 300 años el único lugar donde estaba permitido enterrar a los judíos en Praga. Debido a la falta de espacio, los cuerpos se enterraban unos encima de otros. A día de hoy se pueden ver más de 12.000 lápidas que se acumulan unas encima de otras de forma arbitraria.


Castillo de Praga

El castillo de Praga es el monumento más visitado de la ciudad. Construido en el siglo IX es el castillo más grande del mundo de su estilo. No es el típico castillo que puedes encontrar por europa, si no más bien un conjunto arquitectónico lleno de edificios espectaculares como la catedral de San Vito, de estilo gótico, el callejón de oro, el antiguo Palacio Real, la torre Daliborka, la torre Blanca o el Palacio Lobkowitz.


Monte Petrín

Situado cerca del castillo de Praga, se puede subir fácilmente en funicular desde el barrio de Malastrana. Es un placer pasear y relajarse por su parque, además, allí encontrarás la torre Petrín, de 63 metros de altura y con una estructura que recuerda a la Torre Eiffel. Desde lo alto de la torre se obtienen una de las mejores vistas de Praga que no te puedes perder, ya sea de día o de noche.





#vacaciones #praga #tipsdeviaje #escapada #europa

© 2020 by viajesconcristina

Gracias por tu consulta!

En breve te responderemos

  • White Facebook Icon